Y ahora un poco de erotismo: Sherezade.1374

Sherezade.1374

 

 

 En la errabunda cámara del tiempo

           donde existimos ahora,

               mis manos,

        excitadas e incontenibles palomas

 planeando sobre un piano de cristal,

  se zambullen entre tu ropa,

                 buscando la desnudez erótica de tu piel

 

                       Piel a piel,

         descubro que eres aquella, 

   realidad y único sueño,

                     pero hoy

     No pasado

              No futuro.

 

                   Desfilan entre mi boca,

 en un orden lentamente descendente,

                      la dulzura de tu boca,

              el cristalino fuego de tu cuello,

el tropical paraíso de tu pecho

               hasta convertirse en

  la semireligión  de tu pelvis  

 

            Mis labios exploran

                 tu geografía genital

                                ascendiendo  por la curvatura                                           extraña, sinuosa, esotérica                                               de tu monte de venus,               

  arrivando a la fruta misteriosa

                     y exquisita de tu clítoris,

               donde como sedientos soldados

       heridos, no dejan de saciarse

con su linfa de ambrosía y hierbabuena.

 

Y mi lengua va dibujando,

            cual apasionado poeta del pincel,

                    los exóticos contornos de tus labios                                       vaginales mientras mis dedos,     

                    ansiosos y siniestros, a pasos de ciegos,     

        caminan entre los manantiales encendidos de tus

pezones.

 

Voy

 reconstruyendo,

                cual lobo famélico, el sísmico, reptante, agitante camino

                             hacia tus senos mientras te penetro                          y tus ojos de jade

                se abren cual mamparas japonesas iluminando

                 el hiperespacio de mi placer

         y me fascino al verles volar,

enormes, incongruentes, esmeraldas

 hacia el infinito en el momento estratósferico,

viscoso, electrizante de tu orgasmo

Entonces,

           te siento brutalmente mía.

No por propiedad,

       sino por el ondulante            movimiento

         que proviene

     de lo profundo de tu

   pelvis y formatea todos mis

                                   poros con tu olor a mujer.

     Carlos Enrique Vázquez Moreno

   Quito                         5 de Abril de 1994  

                                       1:25

Anuncios

Un pensamiento en “Y ahora un poco de erotismo: Sherezade.1374

  1. Ivancres dice:

    Carlitos dejaste plasmado un anatòmico movimiento de pasiòn 10/10

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s