El fanatismo político que mata

Crónicas de una Inquilina

Hace unos meses el escritor y semiólogo italiano Umberto Eco denunció, así tranquilo, con la certeza de quien sabe de qué lado masca la iguana, con una frase aniquiladora que fue un gancho al hígado a millones de fanáticos políticos derechistas, homofóbicos, racistas, clasistas y misóginos: “Las redes sociales le dan derecho de palabra a legiones de imbéciles que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la colectividad”.

Se las dibujó clarito como quien explica con manzanas la alineación del 4-4-2, como quien habla de monas y trompos, de cincos, tiras, gotitas y chimbombas. Vaya pues, como quien con ver el sol sabe qué hora es. Tan al pedalazo como si hubiera explicado en cantina de pueblo la raíz cuadrada del triángulo de la hipotenusa. Tan chuchita como quien explica el proceso del atol de tres cocimientos o de los tamalitos de…

Ver la entrada original 971 palabras más

Frant Fanon sobre las mujeres argelinas y el velo

Cultura Proletaria

fanon-d7af2a4d5e848b5427d4c6d3ea00e4c9

Las características de la ropa, las tradiciones de la indumentaria y del arreglo, constituyen las formas de originalidad más evidente, es decir, las más inmediatamente perceptibles de una sociedad. Los diversos tipos de sociedad se conocen, en primer lugar, a través del vestido, por los reportajes y los documentos fotográficos y por las películas cinematográficas. La pertenencia a un área cultural determinada se manifiesta, frecuentemente, por las tradiciones indumentarias de sus miembros. Por ejemplo, los turistas se fijan de inmediato, en el velo con que se cubren las mujeres del mundo islámico. Durante mucho tiempo se puede ignorar que un musulmán no consume carne de cerdo ni bebidas alcohólicas, pero el velo de la mujer se muestra con tal insistencia que, en general, es suficiente para caracterizar a la sociedad musulmana.

En el Occidente musulmán, el velo forma parte de las tradiciones del vestuario de las sociedades nacionales tunecinas, argelina…

Ver la entrada original 4.168 palabras más

Heridas

Cultura Proletaria

bethuneoperatinginchina

Este notable documento fue escrito por el Dr. Norman Bethune, poco antes de su muerte por envenenamiento de sangre, mal que contrajo operando a un soldado chino herido en la guerra. Norman Bethune, médico canadiense, se presentó como voluntario internacionalista al ejército rojo en China, durante la Guerra de Liberación, donde trabajó hasta su muerte en diciembre de 1939.

Heridas que parecen pequeños charcos resecos, apelmazados con tierra; heridas de las que cuelgan partes destrozadas por la cangrena; heridas cuyo aspecto limpio disimulan el absceso profundo que se esconde dentro y alrededor de los músculos rígidos y bien desarrollados, como un río maldito, un torrente de fuego que atraviesa la carne; heridas que se abren como orquídeas podridas, clavos secos, triturados, horribles flores de carne; heridas que vomitan sangre en coágulos, mezclados con siniestras burbujas de gas flotando en la sangre fresca de la persistente hemorragia secundaria.

Vendajes puestos hace…

Ver la entrada original 1.441 palabras más